Amanecer Dorado

Europa vista desde España, desde cualquier lugar de España, parece un péndulo que unas veces está más cerca y otras veces está más lejos. Con la crisis actual la vemos lejos, muy lejos, pero esta percepción es un mero efecto óptico, puesto que desde que formamos parte de la UE Europa siempre ha estado a la misma distancia.

A lo largo y ancho de toda la Unión Europea, y especialmente en el tránsito amargo de esta crisis, los partidos de extrema derecha, derecha extrema y ultraderecha han aumentado de forma importante su presencia en las instituciones europeas, de tal forma que según el Movimiento por la Intolerancia de los 751 eurodiputados del Parlamento Europeo 141 sostienen posiciones de Xenofobia.

La situación comienza a ser tan especialmente grave que incluso en Alemania el Partido Nacional Democrático, de ideología nazi, ha obtenido representación en el Europarlamento. Pero la presencia de éstos no se circunscribe al ámbito de las instituciones europeas, su representación en los parlamentos nacionales actualmente crece en todos y cada unos de los comicios, como por ejemplo en Suecia, donde en sus recientes elecciones generales el partido de ultraderecha “Demócratas de Suecia”, ha aumentado sus resultados y en estos momentos es el tercero más votado.

En este panorama las situaciones más preocupantes son las de Francia y Grecia. El primero porque allí el Frente Nacional de Marie Le Pen es según las encuestas el partido con mayor intención de voto; y el segundo, Grecia, porque Amanecer Dorado es un partido nazi en toda la amplitud de la definición, siendo su bandera y la admiración por Adolf Hitler expresada por sus dirigentes, lo que pone los pelos de punta al más pintado. En estos momentos Amanecer Dorado es la tercera fuerza más votada en Grecia.

De momento en España no tenemos una expresión política de la ultraderecha que obtenga destacados resultados electorales como sí sucede en el resto del continente. Pero que ésto no tenga su correspondencia electoral no significa que el peligro de la ultraderecha no exista, y de hecho existe, es evidente y muy peligroso. Un caso de los muchos síntomas de la presencia y aumento de los movimientos de la ultraderecha en España es el incremento de votos de España 2000 en las pasadas elecciones generales, solo en la provincia de Valencia este partido de ultra derecha pasó de 8.000 votos a casi 20.000. Otro caso quizá más gráfico sucedió tras la Final Four de baloncesto en la que el Real Madrid perdió la final frente al Maccabi de Tel-Aviv, en twitter el hastag #putosjudíos fue Trendic Topic en España.

No creo que haya mucho más que decir, tan solo apuntar que Sieg Heil, es una expresión nazi, que traducida del alemán sería algo así como “Victoria Eterna”. Utilizar esta expresión en Alemania es un delito penable hasta con tres años de prisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s