De nuevo el Cabanyal II o la Parábola del atraco al Banco

En esta situación, y con el pronunciamiento del Tribunal Constitucional en contra del decreto de la Generalitat, qué pasa ahora, pues algo bastante sencillo, lo intantaré explicar de una manera un tanto particular.

Pepita, reputada señora burguesa venida a menos necesitaba dinero urgentemente, lo quería a cualquier costa, un día caminando por su barrio de toda la vida  pasó por delante de la puerta del banco y rápidamente se le encendió una bombilla, banco, dinero, necesito dinero, banco… , había tenido una gran idea pensó – ¡Ya lo tengo atraco el banco y tengo el dinero que necesito! – .

En esto que siguiendo con sus tribulaciones, se encontró con Joanet, amigo del barrio, y ella le contó emocionada su millonario proyecto, a lo que él respondió entre escandalizado y sorprendido – ¡Eso no se puede hacer!, ¡eso es un delito! se puede conseguir dinero de muchas formas, pero esa es ilegal, es la peor de todas y no se puede hacer. Sorprendida  Pepita pensó que Joanet era realmente un cobarde egoísta po no querer compartir con ella la alegría de esa magnífica idea. ¡Atracar el banco que es la forma más sencilla de conseguir el dinero que ella tanto necesitaba!.

Joanet cada vez que veía a Pepita le repetía insistentemente que aquello era una locura, ¡un delito!,en lugar de tener ideas peregrinas debería ponerse a trabajar para conseguir el dinero que ella tanto necesitaba y por supuesto tenía que olvidarse de ese loco proyecto.

Pasaron los años y la idea de Pepita se tornó en obsesión, lo tenía todo previsto, compró la media más tupida, compró una replica de un arma, preparó un coche a la salida del banco, estudió los planos del banco, dónde estaba la caja fuerte, lo tenía todo pensado y elaborado. Un día como otro cualquiera Joanet que pensaba que más pronto que tarde Pepita abandonaría ese loco proyecto para ponerse a trabajar, pudo ver desde su casa como Pepita preparaba todos los aperos de lo que podría ser un atraco, escandalizado no dudó en pedir ayuda a su amigo Justo para intentar parar la locura de Pepita, cosa que consiguieron en último instante antes de que Pepita abandonara su casa. Pero ella había perdido la cabeza sólo pensaba en atracar el banco y a pesar de los impedimentos de aquellos dos, ella estaba resuelta a atracar el banco.

Y la histora se para aquí, no sabemos que hará Pepita, conseguirá huir de sus dos captores, atracará el banco. Conseguirán Justo y Joanet parar la locura de Pepita, y hacer entender que para conseguir el dinero uno no puede cometer una ilegalidad?. Todo esto en próximos capítulos.

P.D.

La prevaricación es un delito que consiste en que una autoridad, juez u otro funcionario público dicte una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial, a sabiendas que dicha resolución es injusta.

Dicha actuación es una manifestación de un abuso de autoridad. Está sancionada por el Derecho penal, que busca la protección tanto del ciudadano como de la propia Administración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s