Enhorabuena Cabanyal

Ha llegado por fin la resolución del Ministerio del Cultura sobre el Cabanyal, lo primero que se debe decir es que esta resolución viene a colación de la última sentencia del tribunal Supremo en la que indicaba, que el informe realizado por el Ministerio de Cultura de la época del gobierno Aznar no era válido, porque entre otras cosas, se lavaba las manos y afirmaba que no era competente para dictaminar si había o no expolio en el Cabanyal. Lo que la sentencia del año pasado vino a decir es que el Ministerio sí era competente, de hecho es el único competente según la ley vigente de Patrimonio Histórico español, en esta materia y es más, es una competencia indelegable, por lo que a diferencia de otros casos recientes no se puede solicitar su transferencia a la Comunitat.

Evidentemente el caso Cabanyal no acaba aquí, pero a partir de ahora tenemos dos grandes aportaciones. La resolución del Ministerio viene a poner negro sobre blanco que los informes presentados por la Plataforma son de primera magnitud académica, instituciones solventes como la Universitat Politécnica, la UVEG, Colegio de Arquitectos y otros tantos no han dejado de repetir en público y en privado que lo que el gobierno de Rita Barberá pretendía hacer era un expolio, un atentado contra el patrimonio de la ciudad de Valencia y toda la Comunitat Valenciana, por extensión. La segunda gran aportación de este dictamen, radica en que a pesar, sí a pesar, de que el Ayuntamiento puede interponer recurso en la sala del Contencioso Administrativo del tribunal Supremo, ahora no tendrá que lidiar  frente a la abogacía del Estado, por primera vez.

Con todo y con esto, el Cabanyal no puede esperar a que el Tribunal Supremo vuelva a decidir sobre este dictamen, lo que debe suceder, de una vez por todas, es que se busque una solución adecuada a esta parte tan importante de la historia  la ciudad de Valencia, el tiempo, no sólo los dictámenes o la cabezonería de varios galos en su aldea, ha afirmado que en el problema no está la solución, no podemos fiar la solución del Cabanyal a la construcción de viviendas, entre otras muchas cosas, porque la especulación se ha demostrado que no es el camino para solucionar los problemas del barrio del Cabanyal, debe ser  la puesta en valor de ese patrimonio lo que hará recuperar el viejo esplendor de esta parte dels Poblats Marítims.

La solución se encuentra pues por el camino del diálogo, el respeto al patrimonio histórico, y con nuevas ideas  urbanísticas que ayuden a recuperar  esta zona, no solamente la parte afectada por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, sino todo el Cabanyal-Canyamelar. Por lo tanto queda trabajo, trabajo y trabajo.

Este también es un golpe a una manera de hacer política, la de Rita Barberá , porque ella parece que hace muchos años se olvidó que es representante de  toda la ciudad de Valencia, de los que la votaron y de los que no y el cargo no es patrimonio de nadie.

Pero bueno supongo que cuando algunos corrían delanta de los grises y otros trabajaban para sacar a sus casas adelante, otros recibían premios, eran musa del humor y todo eso cala.

En definitiva a partir de ahora, vuelvan las cosas dónde nunca tuvieron que salir, y por fin señora alcaldesa, por fin se podrá tomar una buena copa casi a orillas del mar en la Pascuala!

Salut!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s