La ciudad soy Yo

ritaConseguir cierta normalidad en las relaciones con la Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá se ha convertido en un deseo casi imposible de conseguir. En los últimos días, semanas… la señora alcaldesa no deja de a darse paseos por el más rancio de los autoritarismo.

Como ejemplos podemos poner muchos, la verdad, muchos no salen en Prensa, muchos se quedan en el frío glaciar que recorre algunos de los pasillos del Ayuntamiento. Otros salen en prensa, anchoas aparte. Lo que la alcaldesa está haciendo con el barrio del Cabanyal, no tiene nombre porque todo lo que está sufriendo este barrio está premeditado, estudiado y analizado hasta el último recoveco, nada dejado al azar. Crea el problema y a su vez se erige como salvadora como “solucionadora”, mientras tanto consigue que los vecinos desesperados voten en su dirección (que es su verdadero deseo), ahítos de ver como en sus calles se amontona la suciedad y otras cosas indeseables.

Si ella pide el cambio con efecto retroactivo del Código Penal, algo inconstitucional, yo pido memoria con efecto retroactivo, si ella siempre recuerda, con desprecio,  los  años de gobierno socialista en el Ayuntamiento, quizá haya que recordar otras cosas, a la Rita Barberá fallera mayor infantil de la falla de la Plaza de la entonces Pl. Del Caudillo, en 1956. Cuando todavía muchos valencianos pasaban penurias, ella era una feliz niña rica, o en 1973 cuando unos corrían delante de los grises, otros estaban en el exilio y los que más se preparaban para una de las mayores crisis de sus vidas, ella era elegida Musa del Humor, que mal humor tenía el franquismo.

Dónde estaba Rita cuando la ciudad quería el Saler verd y no edificado, o de los muchos valencianos/as que se negaron a ver el antiguo cauce como una autopista urbana.

En definitiva lo que hizo, pero principalmente lo que ha hecho siendo alcaldesa y lo que ha dejado de hacer, responde a una actitud innata de la señora Barberá, autoritaria, agria y antipática, pero también está ligado a su largo periodo como alcaldesa, nadie, repito nadie, de ningún partido debería estar 20 años en un mismo cargo institucional, por muchos motivos, pero en el caso de Rita Barberá, porque tanto poder, durante tanto tiempo, puede hacerte acabar ebria de poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s